sábado, 30 de enero de 2016

Comentario "España sufrirá el mayor déficit de talento el 2020": un comentario para pensar y racapacitar


El texto que vamos a comentar se trata de un texto periodístico escrito por Rosa Carvajal, colaboradora habitual del periódico La Razón. La autora de este texto nos habla de las previsiones en España en el 2020 en cuanto al déficit de talento, en el que cada vez más, nosotros, los estudiantes, estaremos menos cualificados, es decir, faltaran profesionales altamente cualificados. Por este motivo el paro subirá, pero además, a las empresas le harán falta trabajadores y esto produce una controversia: ¿Cómo le pueden faltar a las empresas trabajadores si el paro es tan alto, hay de sobra personas dispuestas a trabajar? ¿Por qué no nos hemos planteado este problema hasta ahora? ¿Es que en anteriores cursos los alumnos estaban más cualificados que actualmente, y los de ahora estarán más cualificadas que los que vendrán en un futuro?

A partir de este momento quiero empezar a dar mi opinión sobre una serie de cuestiones que me resultan interesantes, y digo esto porque estoy viviendo el cambio en primera mano, ya que soy un alumno y veo las cosas desde el punto de vista de ellos. Para mí el principal problema es, como comenta el texto, la facilidad con la que los españoles conseguimos la ESO. Si cada vez más españoles tienen la ESO, pronto este título no servirá para nada y es que actualmente este título no tiene ningún valor…; podemos comparar este caso con el B1 de inglés: cada vez más personas se sacan el título del B1, por lo tanto este título llegará un momento en el que no tenga ningún valor. Pero en el caso de la educación hay una diferencia: las personas consiguen el título de diferentes maneras, no ocurre como en el B1 que hay un examen igual para todos. Actualmente hay diversas maneras de conseguir la ESO y algunas de ellas son injustas. La manera normal de conseguir la ESO es haciendo los cuatro cursos, y no es una manera tan fácil de obtener el título, es decir, dentro de lo que cabe este es el mejor caso para comprobar que los alumnos han superado la educación secundaria. A continuación voy a explicar las dos maneras por las que también se puede conseguir la ESO, por ejemplo, hablamos así de Diversificación, una vez que has repetido una o dos veces el profesorado elige si puedes entrar en este curso, en el que la nota media para la ESO constará de este año, desde mi punto de vista es injusto porque el temario es mucho más fácil e incluso algunos exámenes lo llegan a hacer con libro. Otra manera de conseguir la eso es a través del FPB, en el que las personas se dedican a molestar a sus compañeros por el instituto, jugar al fútbol en horas de clase, ir a fumar cigarrillos al servicio o a lugares escondidos del instituto…., personas que por entregar un trabajo tienen aprobada la asignatura y obtienen el título de la ESO. Lo que si veo que se necesita es el FP, pero relacionado con las prácticas, que se complementase el estudio de un Bachillerato con las practicas relacionadas a lo que quieras desempeñar en un futuro.  

Este es uno de los grandes motivos por lo que este déficit de talento aumentará, pero no solo la ESO, también tenemos que tener en cuenta el Bachillerato, cada vez más el nivel exigido en un Bachillerato es mucho menor. Los alumnos siempre suelen decir voy a ir a por el “Bachillerato fácil”, es decir, el Bachillerato de letras mientras otros dicen que van a hacer el “Bachillerato difícil”, el bachillerato de ciencias.

Y es que normalmente cuando una persona decide hacer un Bachillerato siempre decide ir a lo fácil y no a lo que realmente necesitan, aunque en el caso de Bachillerato en mi opinión se podría mejorar muchas cosas, como por ejemplo tener más tiempo para las asignaturas específicas de ciencias en el caso de Bachillerato científico y viceversa con el Bachillerato de letras, por lo que en la ESO deberían ser todas las asignaturas iguales para todos, así todo el mundo aprendería sobre esas asignaturas (las de letras y las científicas juntas) y tendrían un abanico más amplio para elegir qué Bachillerato les gustaría hacer más: el relacionado con las asignaturas de ciencias o el relacionado con las asignaturas de letras.

Al igual que el texto dice que las empresas deberían estar más relacionadas con las Universidades, yo me atrevo a decir que las Universidades deberían estar más relacionadas con el Bachillerato, ya que en el Bachillerato solo se piensa en preparar para selectividad: escuchamos miles de veces la palabra selectividad pero nunca nos dicen la palabra Universidad y, ¿no sería más importante hablarnos de la Universidad, inculcarnos esta palabra antes que estar obsesionado con la palabra selectividad?.

En mi opinión la ESO es una preparación para Bachillerato y no para hacer un módulo, como ocurre en muchos casos actualmente, y el Bachillerato es una preparación para la Universidad y no para la selectividad, ya que nosotros tenemos que aprender la materia de cada asignatura y no aprendernos la materia que cae en selectividad.

Todos tenemos la capacidad de aprender, eso no es algo que nos lo pueda quitar nadie, es esta la razón por la que no debería haber separación entre algunos alumnos y otros, ya que la manera de aprobar es estudiando y comprendiendo lo visto en clase. Sé que en muchos casos a los alumnos les cuestan más, pero esta es la dificultad de la ESO, la dificultad que antes tenían las personas y por las que no se habló de este déficit de talento hasta este momento, ya que cuanto más fácil nos den las cosas, más flojos y peor actuaremos ante las situaciones. Realmente a nosotros nos tendrían que pedir más de la media, ya que así podríamos alcanzar la media. Si nos piden el 100% de las cosas nosotros daremos el 80%, pero si nos piden el 80% nosotros daremos el 60%, y esto es algo que ocurre porque yo mismo lo vivo.


Pero quien realmente quiere que cada vez las personas tengamos menos  talento pueden ser quizás los gobernadores, los que quieren que cada vez los ciudadanos seamos menos inteligentes, seamos más fácilmente controlables y  nos puedan engañar con mayor facilidad. Así estos gobernadores transmiten una educación más nefasta para conseguir su propósito, para este caso solo me queda plantear una pregunta: ¿Quién está fallando el sistema educativo o el alumnado?


No hay comentarios:

Publicar un comentario